Cólico lactante en bebés

Nos encontramos ante el famoso caso de cólico lactante en bebés si llora todas las tardes durante varias horas seguidas, y sus llantos le agotan hasta el punto de tener ganas de unírsele.

¿Qué puede estar alterando a su hijo?

Todos los recién nacidos lloran y se ponen inquietos a veces. Durante sus tres primeros meses de vida, los bebés lloran más que en ningún otro momento. Pero, cuando un bebé, que por lo demás está sano, tiene varios períodos a la semana de inquietud, llanto agudo y dificultad para que lo tranquilicen, es un signo de una afección conocida como «cólico del lactante».

El cólico del lactante se define como llorar durante más de tres horas al día, durante más de tres días a la semana durante por lo menos tres semanas. Pero los médicos le pueden diagnosticar esta afección a un bebé antes de llegar a ese punto. El cólico del lactante no suele tener importancia médica y acaba desapareciendo por sí solo.

¿Qué son los cólicos lactante en bebés?

El cólico del lactante es un trastorno típico de los primeros meses de vida que se caracteriza por un llanto intenso y prolongado sin causa aparente. También se le conoce como cólico de los tres meses, cólico vespertino o del anochecer, alboroto paroxístico del lactante o cólico de gases.

¿Qué causa los gases en los bebés?

Los eructos y la expulsión de gases del bebé es una cuestión que preocupa a muchos padres y es que cuando el bebé realiza las tomas de leche, succiona el chupete o al llorar ingiere aire que si se acumula en el estómago puede provocarle molestias.

¿Cuándo dejan de tener cólicos lactantes los bebés?

Se estima que hasta el 40% de todos los lactantes tienen cólicos. Suelen empezar entre la tercera y la sexta semana de vida y acaban cuando el bebé tiene entre tres y cuatro meses de edad. Si el bebé sigue llorando excesivamente después de esta edad, la causa de sus llantos podría ser otro problema de salud.

¿Qué hacer cuando un bebé tiene cólicos?

Consejos para aliviar el cólico lactante en bebés

  1. Contacto piel con piel.
  2. Acunar al bebé en los brazos es una de las medidas más efectivas. … 
  3. Movimiento.
  4. Mecer al bebé puede calmarle cuando esté llorando. … 
  5. Música.
  6. Chupete.
  7. Posición vertical.
  8. Masajes.

Deja un comentario